El gas LP en los automóviles, ventajas y desventajas. familia issa tafich

Cada vez más automóviles se están cambiando al uso de gas licuado de petróleo (LP), por ser más amable y eficiente con el medio ambiente y por ser más económico que la gasolina o el diésel; el gas LP es un combustible libre de plomo y produce emisiones muy bajas de hidrocarburos y monóxidos de carbono, teniendo la facilidad para licuarse y convertirse en carburante para los automóviles, aumentado un 20% la eficiencia en uso.

Mecánicamente no hay que hacer cambios de importancia, ya que un sistema de inyección de gas consta de depósito, canalizaciones, componentes electrónicos y sistema de inyección. En los motores de gasolina la conversión es mucho más sencilla, especialmente en modelos de inyección indirecta. El gas LP se canaliza del depósito a los inyectores, con o sin bomba. La centralita encargada del sistema de gas LP calcula cuánto ha de inyectar y cuándo, basándose en las órdenes de la centralita existente de gasolina. La inyección normal de gasolina se reduce o se detiene por completo; a continuación te compartimos las ventajas y desventajas de este cambio:

Ventajas.

Menos contaminación: Una de las principales ventajas de los vehículos que usan gas LP, es que son mucho menos contaminantes que los coches tradicionales de combustible líquido, debido a su menor concentración de CO2. El gas LP es mayoritariamente metano, que es menos nocivo para la atmósfera que el combustible normal, por lo que estos coches han representado una buena alternativa a los coches tradicionales.

Menos consumo, más ahorro: El gas LP es un combustible que actualmente está más barato que la gasolina, por lo que el consumo diario para llenar el depósito será menor.

Mejor mantenimiento: El mantenimiento a corto plazo de los coches a gas es mucho más sencillo y barato que el de un coche tradicional. Con un buen mantenimiento, el coche a gas seguramente de menos problemas que el coche de combustible líquido, que muchas veces se avería por causas que no dependen de nosotros ni del mantenimiento.

Desventajas

Precio alto en la primera inversión: Tanto si elegimos un motor a gas de fábrica como si lo instalamos en nuestro vehículo tradicional, el precio de este sistema es bastante alto de entrada. Como decimos arriba, en las ventajas, hay que verlo como una inversión que luego se recupera con lo que uno se ahorra en los repostajes, pero este precio tan alto por llevarse un coche a gas puede ser lo que “espante” a la mayoría de usuarios a la hora de decidirse por uno de estos vehículos.

Poco espacio en la cajuela: La mayoría de estos sistemas de gas LP van instalados en la parte trasera del coche, ocupando la mayor parte del espacio que suele comprender la cajuela, por lo que seguramente tengamos que despedirnos de este habitáculo de nuestro automóvil. Algunos pueden pensar que esto no es una contra importante, pero dependiendo del trabajo o los hobbies de cada cuál, la cajuela puede ser algo decisivo a la hora de comprar un auto.

Conclusiones:

El ahorro esperado al utilizar gas LP en los automóviles existe, y es bastante grande; siempre a largo plazo, ya que el gasto inicial suele ser mayor. En cuanto a seguridad, a pesar de lo que se suele decir, un sistema de gas LP bien instalado en el automóvil no tiene que dar ningún problema. El desgaste de los motores a gas sí que suele ser importante, pero siempre tras pasar varios años.

Issa TafichEl gas LP en los automóviles, ventajas y desventajas. familia issa tafich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *