Pinta tu casa aplicando psicología familia issa tafich

combugas Sin categoría Leave a Comment

Una de las elecciones más difíciles a las que nos tenemos que enfrentar es la de seleccionar el color más adecuados para nuestro hogar. Si tienes planeado redecorar, no solo pienses en la estética de tu casa,  sino también en estimular tus sentidos y favorecer tu bienestar, nada mejor que pintar según la psicología del color. Esta es una técnica que siguen muchos decoradores de interiores profesionales. ¡Presta atención!

Según la psicología del color, para la habitación de una pareja son recomendables los colores derivados del naranja como el color durazno y el salmón, pues generan la sensación de fraternidad y unidad, además están vinculados al trabajo en equipo. Los tonos rosas también son adecuados por sus efectos relajantes y su asociación con el romance, el amor y el afecto.

Para la habitación de los niños, las gamas de azules son propicias, presentes en muchos elementos naturales, estimulan la relajación y la reflexión y ayudan a calmar a los más pequeños. Los verdes son también una buena elección evocando crecimiento, naturaleza y expansión, estos tonos son ideales para favorecer la creatividad de los niños.

En la habitación de los adolescentes, la gama de azul es también recomendada gracias a los efectos calmantes, además los morados y violetas generan tranquilidad y también favorecen la creatividad. Puedes ver aquí varios consejos sobre cómo decorar una habitación juvenil.

A la hora de pintar la sala son recomendables los colores cálidos, que hagan sentir a tus invitados como en su propio hogar, los tonos provenientes del amarillo, sin ser muy fuertes pueden ser favorecedores, y es que además aportarán mucha luz al espacio, por lo que son ideales si tu salón es de dimensiones reducidas. Recuerda que los colores fuego como rojos y amarillos son demasiado estimulantes, por lo que si vas a usarlos hazlo con moderación, incluyéndolos en elementos pequeños o rincones determinados. Si algún miembro de tu familia sufre de depresión, es ideal crear un pequeño espacio con estos colores para estimularlo.

En cuanto a estancias como el baño o el estudio, la mejor opción son el blanco y el azul. Ambos tonos reflejan pureza, limpieza y, además, estimulan el intelecto. Si quieres que el efecto final no sea demasiado simple o frío, puedes incorporar colores más llamativos en algunos elementos decorativos. Así, crearás un espacio mucho más agradable y acogedor, especialmente cuando tienes que pasar horas y horas trabajando o estudiando. Descubre algunas buenas ideas para la decoración de tu sala de trabajo en el artículo Cómo decorar una sala de estudio.

combugasPinta tu casa aplicando psicología familia issa tafich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *